Inicio / INTERNACIONALES / Elecciones en Ecuador: el banquero Guillermo Lasso y el economista Andrés Arauz van por la presidencia

Elecciones en Ecuador: el banquero Guillermo Lasso y el economista Andrés Arauz van por la presidencia

Hay 16 candidatos, pero los que más chances tienen son el accionista del Banco Guayaquil y el economista apadrinado por Rafael Correa.

Más de 13 millones de ciudadanos de Ecuador están convocados a votar este domingo ana en unas elecciones marcadas por un nuevo rebrote de la pandemia de coronavirus, una profunda crisis económica, la salida de un Gobierno altamente impopular y la posibilidad de que la fuerza del ex presidente Rafael Correa vuelva al poder.

Los ecuatorianos elegirán este domingo a su próximo presidente, pero también a 137 miembros de la Asamblea Legislativa y cinco representantes del Parlamento Andino en los 4.276 recintos habilitados en el país y otros 101 dispuestos en el exterior.

Si bien 15 hombres y una mujer se postularon como aspirantes a dirigir el país -un récord en la historia de la democracia ecuatoriana-, solo dos parecen perfilarse para una probable segunda vuelta el 11 de abril: el banquero Guillermo Lasso y el protegido de Correa, el economista Andrés Arauz.

Según los últimos sondeos, publicados antes de empezar a regir la restricción electoral el 29 de enero, el favorito era Arauz, con una media de 35,4% de los votos, seguido por Lasso, con un promedio de 26,3%, y tercero figuraba Yaku Pérez, candidato del partido Pachakutik, brazo político del movimiento indígena, con una media de 16,2%.

Ningún aspirante obtendría entonces la mayoría absoluta de votos válidos ni el 40% de los sufragios, con una diferencia de 10% sobre la segunda fuerza, necesarios para alzarse con el triunfo en primera vuelta.

En tanto, los indecisos sumaban en promedio de 14% y los votos blancos y nulos alrededor de 17%.

Los comicios suponen el principio del fin del Gobierno de Lenín Moreno, quien termina su mandato sumido en un ocaso político, en plena crisis económica y sanitaria, con un criticado manejo de la pandemia, socialmente deslegitimado y tildado de «traidor» por el movimiento correísta que lo llevó al poder hace cuatro años.

Poco después de su asunción en 2017, el mandatario rompió con su predecesor, a quien acusó de corrupción y endeudamiento irresponsable, e inició un cambio radical en materia económica.

Buscó nuevos acuerdos comerciales, alianzas con el sector privado y una apertura de la minería a nivel industrial, pero la economía nunca despegó y se ahondaron las tensiones sociales, por lo que terminó engrosando la deuda pública al acudir a organismos de crédito como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Compruebe también

Tras la violenta represión en Paraguay, el presidente hará cambios en su Gabinete

Tras la violenta represión en Paraguay, el presidente hará cambios en su Gabinete

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, le solicitó a todos sus ministros que pongan …

El Papa se reunió con el gran ayatollah Ali al-Sistani en Irak

El Papa se reunió con el gran ayatollah Ali al-Sistani en Irak

En un gesto hacia el islam, el Sumo Pontífice mantuvo un encuentro con la máxima …

Déjanos tu comentario